Madrid

Estándar

amateos003

 

Madrid es un sitio en el que puede pasar de todo, desde encontrarte a un pobre hombre desmayado en un asiento del primer McDonald’s de España sin  que nadie le mire siquiera, hasta ser desalojado de una tienda por una llamda de bomba.

Esto último me ocurrió en la nueva tienda de H&M que hay en los antiguos cines Avenida, de repente se oyó por megafonía la voz de una dependienta diciéndonos a todos que salieramos inmediatamente del local y nos alejáramos lo máximo posible del edificio. Al parecer, según me dijo un guardia de seguridad, habían recibido una llamada falsa avisando que había una bomba en la tienda. La hermana pequeña de mi amiga se echó a llorar, y es que eso me asustó hasta a mí. Y si hubiera sido verdad. Y la casulidad del asunto es que era 11 de Septiembre.Obviamente, ya no volví a la tienda.

Pero, dejando  a un lado ese suceso, Madrid es una ciudad con mucho encanto. Todos me dijeron antes de salir de viaje que tuviera mucho cuidado con el bolso, que en el metro seguro que me lo robaban, y será suerte pero yo no vi siquiera a nadie robando o sufriendo un robo. Visité todos los lugares merecedores de una visita que me dio tiempo en dos días que estuve allí. Compré la lotería en Dª Manolita, vi el Guernica y las Meninas, cogí el tren en Atocha…

Me pasé todo un mes mirando en internet, en revistas, etc, cosas sobre el hotel al que iba a ir, el Tryp Gran Vía. Cuando estamos en recepción, nos dicen que nosotros no estamos alojados allí, que nos hemos equivocado y que el hotel que habíamos reservado era el Tryp Rex, poco más hacia abajo en la Gran Vía. En dicho hotel nos dijeron que por problemas de agua en nuestra planta nos iban a mandar al Tryp Ambassador. Es decir que fuimos dando tropezones por Madrid parte de la mañana.

Y ya está, creo que he batido el récord a la entrada más larga de todo mi blog. Probablemente a vosotros, queridos lectores os interese bien poco lo que acabo de contar pero para mí, que soy “a small town girl” ha sido muy interesante. Gracias por leerlo. Y gracias al cielo que estoy viva para poder contar todo esto. Porque si la llamada llega a ser verdad no salgo de allí entera. Aún estaba en la tercera planta de la tienda cuando dijeron eso y no me dio tiempo a bajar abajo por toda la gente que corría  hacia las escaleras mecánicas.

Adiós. Au revoir. Goodbye. Ciao. Tschüss. 附屬的. Αντίο. Kwaheri.

Anuncios

Un comentario »

  1. jejeje con que entusiasmo lo cuentas…… yo tambien voy a decir algo de la capy.
    si esta leyendo alguien esto que no sea la maravillosa autora de este blog, es que soy su compañera de AVE. felicidades porel record, comprate un pin de mi parte.:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s